¿Embarazada? Anota estos consejos para seguir entrenando

14/07/2017
imagen

La práctica deportiva no está desaconsejada en el embarazo; por el contrario, se recomienda realizar ejercicios en etapa de gravidez porque estimula la circulación sanguínea, ayuda a mejorar la condición cardiovascular y muscular, evita el aumento desmedido de peso, más favorece la corrección postural. Sin contar los múltiples beneficios que otorga desde el punto de vista emocional.

Salvo que haya una contraindicación médica expresa, por alguna situación particular, se puede seguir entrenando durante el embarazo. Lo ideal es que consultes con tu obstetra cuáles ejercicios son los más aconsejados, con cuánta frecuencia los puedes hacer y, sobre todo, cuáles son los que bajo ninguna circunstancia deberías realizar.

Generalmente durante el embarazo se desaconsejan los  ejercicios de alta intensidad, las rutinas extenuantes y los deportes extremos. No es bueno fiarse por lo que muestran las “mamás” fitness a través de las redes sociales.

 

¿Cuál deporte practicar?

Caminar es el deporte ideal para cualquier persona, a cualquier edad y en casi cualquier condición. La intensidad y frecuencia de la marcha dependerá  de tus gustos, necesidades e incluso, entrenamiento previo. Lo más importante es tener claro que los zapatos y la ropa deben ser las adecuadas al peso que irás ganando conforme pase el embarazo. Asimismo, es preferible caminar por terrenos lisos, donde no haya posibilidad de sufrir una caída.

Otros ejercicios que se recomiendan ampliamente a las embarazadas son el yoga y la natación. Muy útiles para tonificar y estirar los músculos, lo cual prepara para el trabajo del parto. Ambas prácticas son también muy relajantes y favorecen la paz mental.

Si estás acostumbrada a levantar pesas, hacer rutinas de gimnasio, montar bicicleta o realizar actividades aeróbicas, es importante que consultes con tu médico tratante la posibilidad de seguirlos realizando; ya que en la mayoría de los casos no se recomiendan.

 

Más consejos

  • No excedas el tiempo de entrenamiento. Es mejor realizar ejercicio dos días a la semana que no realizar ningún día; pero si te sientes muy fatigada es vital darle espacio al descanso.
  • Sea cual sea la actividad que realices, incluso si ya la venías practicando antes de embarazarte, es importante que comiences de cero y vayas aumentando la intensidad gradualmente. Aumentando o disminuyendo, porque con el aumento de peso y volumen, algunos ejercicios te van a resultar más difíciles.
  • Hay que tener mucho cuidado con todos los ejercicios que impacten la franja abdominal. Es preferible evitar cualquier movimiento que genere contracción muscular en esa zona.
  • Cuida mucho tu respiración e hidratación.
  • Consulta con tu médico tratante, en cada etapa del embarazo, cuál actividad está recomendada y cuáles no.

COMPARTIR

Notas relacionadas

Consejo
Razones para empezar a correr (y seguir corriendo)

Una serie de tips para ser cuidadosos y serios en esta actividad.

02/03/2017
Entrenamiento
Resistencia entrenando la respiración

Si entrenas para mejorar tu resistencia cardiorrespiratoria, lee

20/05/2016
Indumentaria
Consejos para elegir el mejor calzado para caminar

Ampollas, callos y dolor pueden ser las consecuencias indeseadas de caminar con el calzado inadecuado.

30/06/2017
Entrenamiento
5 consejos de entrenamiento para principiantes

Comenzar a correr es sencillo y complejo a la vez. El cuidado de tu salud es primordial.

21/02/2016
Consejo
Consejos para corredores alérgicos

En un mundo ideal podríamos respirar si ningún problema mientras corremos pero, cada día se incrementa la polución del aire, sobre todo en las grandes ciudades.

11/09/2016
Consejo
Consejos para correr en invierno

En invierno los corredores vemos condicionada nuestra rutina de entrenamiento. El frío, el viento, la lluvia o la nieve un obstáculo.

11/06/2016

Guía LAP © 2015 2011

Dizen2015