Los foam rollers: qué son

01/04/2019
imagen

Cuando realizamos un ejercicio físico extenuante, como un entrenamiento muy exigente o una competencia, en nuestros músculos se provocan pequeñas lesiones. Esto ocurre especialmente cuando ese ejercicio es intenso, prolongado o incluye contracciones excéntricas. Estas lesiones reciben el nombre de DOMS, por las siglas en inglés de "Delayed Onset Muscle Soreness", que en español sería Dolor Muscular de Inicio Retardado.

El DOMS se define como un complejo de síntomas, dolor en el movimiento, debilidad y una sensación de rigidez e hinchazón de los músculos que realizan un ejercicio excéntrico. Las áreas de unión músculo-tendinosas, son las principales zonas de dolor y fragilidad. Es por eso que una correcta recuperación luego de una gran exigencia es fundamental para reparar estos tejidos dañados, y este proceso además de una correcta nutrición, puede incluir masajes, baños fríos, horas de sueño, y otras terapias. En este sentido, en los últimos años han aparecido en escena unos rodillos plásticos llamados "foam roller", elementos muy simples y económicos que permiten realizar un tipo de auto masaje muy efectivo.

Su uso también es muy sencillo, y consiste en subirse a él en diferentes posiciones, haciéndolo rodar sobre el peso de nuestro propio cuerpo. Por ejemplo, sentándonos en el piso con las piernas extendidas, se coloca el rodillo debajo de las pantorrillas y luego extendiendo los brazos dejamos se despegan los glúteos del suelo, dejando al cuerpo suspendido y presionando sobre el rodillo. En esta posición, se avanza lentamente unos centímetros hacia adelante y hacia atrás, repitiendo durante varios segundos. Luego el rodillo se puede cambiar de lugar llevando el ejercicio hacia la parte alta y posterior de la pierna. Yendo más arriba se puede masajear la espalda y la nuca, y quedando boca abajo se pueden trabajar eficientemente los cuádriceps, por citar solo algunos de los grupos musculares que se pueden favorecer con esta técnica.

En todos los ejercicios se aplica presión sobre la fascia, que es el tejido conectivo que recubre a los músculos y proporciona una red de soporte y estructura para el cuerpo. Por lo tanto, la fascia decide algunas cosas, incluyendo lo bien que podemos movernos, la postura y la percepción del dolor. Pero la fascia puede terminar apretada e inflexible debido al ejercicio y al desgaste general de la vida. Al usar el rodillo para presionar partes de la fascia, se produce un efecto inhibitorio sobre los músculos, lo que permite una mejor flexibilidad del tejido. A esto se llama "liberar" la fascia o "liberación miofascial", una acción que ayuda al sistema de soporte del cuerpo a recuperar su flexibilidad, movilidad y fuerza óptimas. De esta forma se logra también un mejor flujo sanguíneo debajo de la piel, lo que a su vez permite una recuperación muscular más rápida después del ejercicio

Fuente: ESPNRUN

Notas relacionadas

Complementá el running subite a los rollers

Si además de correr estás pensando en hacer otra actividad para aprovechar la ciudad y mantenerte activo, te recomendamos salir a rollear.

13/08/2015
Consejo
Consejos para usar el foam roller

Tips para que volver a la actividad no sea tan difícil

11/04/2020
Indumentaria
¿Son las Adidas Yeezy Foam Runner un prototipo de zapatilla para correr?

Tienen un diseño que sorprende, pero la palabra runner en su nombre nos hace sospechar que podría ser un modelo de prototipo.

04/04/2020

Guía LAP © 2015 2011

Dizen2015