El kamikaze de los maratones se hace profesional

10/06/2018

Hace pocas semanas, en el maratón  de mayor tradición en el mundo que se corre el tercer lunes de cada abril en Boston (Día del Patriota), ocurrió un hecho sorprendente. Mientras, una vez más, se esperaba a los integrantes de la "legión africana" (etíopes o keniatas) copando los primeros puestos, el ganador fue un atleta de Japón, el primero en más de tres décadas. Se llama Yuki Kawauchi y, aunque ya lo consideraban una "celebrity" en el ambiente de los corredores, no se debía a sus antecedentes técnicos. Nadie lo incluía en un lote de favoritos. Al retornar a su país, después de semejante triunfo, una multitud lo recibió en el aeropuerto de Narita. "Yo vi la bandera de Japón ondeando sobre el cielo de Boston. No hay nada comparable a eso, no puedo describir con palabras lo que acabo de sentir", exclamó. Y al mismo tiempo, anunció el cambio en su vida: "Me paso al profesionalismo".

BkVIZnG2G 720x0 1

Los corredores de Japón están considerados entre los más aguerridos y capacitados del atletismo, pero sin el plus de excelencia -por dones naturales- que tienen aquellos africanos que vienen dominando desde fines de los 60. Y Kawauchi no figuraba en ningún pronóstico, sencillamente porque no se trata de un profesional, de aquellos que hacen del maratón un medio de vida. Por el contrario, trabaja a tiempo completo como conserje de una escuela de la Prefectura de Saitama, Japón. Y corre maratones como pasatiempo -eso sí, con una increíble cuota de excentricidad- por lo que no podría competir con los colosos de la especialidad.

Ambos maratones integran el llamado grupo de las "Majors" que, al estilo de un Grand Slam de tenis o golf, incluye las seis principales carreras del mundo. Allí también está Boston, por supuesto, pero también Chicago, Tokio y Berlín.

El maratón de Boston, que se inauguró en 1890, es patrocinado por John Hancock, una compañía de servicios financieros, y sus premios en metálico totalizan 830 mil dólares, una cifra inferior a la de sus "colegas". Claro que Kawauchi se llevó un premio de 150 mil, algo inimaginable para él, que hasta entonces sólo competía por placer y apenas aceptaba un mínimo viático, o que los organizadores le pagaran el pasaje de invitación. Nueva York maneja cifras similares, pero Berlín -una carrera que el año pasado recibió 61 mil maratonistas- ofrece 500 mil dólares a sus campeones, en hombres y damas. En Tokio también los premios son altos y en febrero pasado otro japonés, Yuta Shitara, quien ni siquiera ganó la prueba, recibió un cheque de un millón de dólares por batir el récord de su país en 2 horas, 6 minutos y 11 segundos.

Además de estos premios a los ganadores, hay que considerar que cada carrera también ofrece lucrativos "bonus" de acuerdo a los tiempos, si se mejoran los récords mundiales, continentales o de los distintos circuitos. Y en general, el lote de los mejores corredores del mundo (keniatas y etíopes principalmente)reciben un "cachet" de participación que puede llegar a los 100 mil dólares en casos de atletas capaces de marcar por debajo de 2 horas y 5 minutos. Para la franja de atletas que corre entre ese tiempo y 2 horas 10 minutos -hay un centenar de maratonistas capaces de hacerlo en este momento- se contemplan "cachets" de hasta 20 mil o 30 mil dólares para garantizar su participación.

Parecen cifras altas, pero en cualquier caso están por debajo de las estrellas de la mayoría de los deportes. Y también hay que considerar que los maratonistas sólo pueden correr una o dos veces al año en óptimo nivel, dada la dureza y extensión de la prueba, que les exige también varios meses de preparación específica.

BywDDu7hM 1200x0 1

Kawauchi viene de un andarivel totalmente distinto. Tiene 31 años y recién hace una década se decidió por esta prueba. Y condiciones no le faltan, corrió en tres oportunidades en 2 horas y 8 minutos, un tiempo de primera clase. Logró clasificar en tres oportunidades a los campeonatos mundiales, en los cuales cada país sólo puede tener hasta tres representantes. Pero -a diferencia de la elite atlética- se convirtió en el "kamikaze" de los maratones, corriendo a un promedio de casi una por mes.

El primer día de este año consumó una hazaña. En otro poblado de Massachussets, Marshfield, ganó un maratón en 2 horas, 18 minutos y 58 segundos, convirtiéndose en el primer hombre en la historia que bajaba de 2 horas y 20 minutos corriendo... a una temperatura bajo cero. Lo hizo en esa gélida noche, entre lluvia y viento, anticipando lo que sería su gesta en la vecina Boston. Pero su cosecha no terminaba allí: totalizaba 76 maratones en su vida por debajo de las 2 horas y 20 minutos, algo que nadie había conseguido antes (hace algunas décadas, y ya pasados sus 40 años de edad, el estadounidense Doug Kurtis llegó a totalizar 75).

Semejante despliegue convirtió a Kawauchi en el "el maratonista del pueblo" en cuanta ciudad desembarcaba. Su espíritu amateur y hasta divertido -alguna vez corrió disfrazado de oso panda, y otra vestido como oficinista- le deparó simpatías y popularidad. Y llegó Boston... Un lunes 16 de abril donde el temporal de viento y lluvia como no se recordaba en las 121 ediciones anteriores fue diezmando al pelotón, casi un 20% de abandonos y otros tantos de atendidos en las emergencias médicas. Semejante clima provocó la estampida de los favoritos africanos, para que Kawauchi apareciera en los tramos finales, desafiante y victorioso. Donde nadie lo esperaba.

Habrá que ver cuánto de épica y cuánto de diversión podrá mantener en su salto al profesionalismo. Motivaciones no le faltan: ni las económicas (por lo que significan los premios en las grandes carreras) ni las deportivas (ya que Tokio se ilusiona con los suyos para los Juegos Olímpicos que recibirá dentro de dos años).

Syt4Z3GnM 1200x0 1

Fuente: Luis Vinker

Notas relacionadas

Consejo
¿Qué es el tapering y cómo se hace?

Consiste en reducir tanto el volumen como la intensidad de los entrenamientos de cara a una competición sin llegar a perder forma

24/09/2016
Noticias
GEBRZIHAIR: LA ATLETA DE 16 AÑOS QUE HACE DUDAR A LA IAAF

Una nota de Edgardo Fontana

13/07/2018
Entrenamiento
¿Cuándo beber agua y cuándo hace falta bebida deportiva?

Siempre tienes una duda a la hora de llevar hidratación: no sabes si llevar agua solamente o alguna bebida deportiva. ¿Qué es lo mejor?

24/05/2018
Carreras
¿Qué hace un chino de 16 años corriendo siete horas en el Sáhara?

El adolescente Tang Hongqi viaja a un campamento saharaui para participar en su primer maratón

09/03/2017
Noticias
Runner hace trampa en medio maratón y la descubren ¡gracias a su propio GPS!

Jane Seo de 24 años llegó en segundo lugar en Fort Lauderdale pero desconocieron su triunfo al comprobarse que tomó un camino más corto para llegar a la meta

27/02/2017
Tecnología
La carrera está mal medida o mi reloj gps hace la suya en cada curva ?

La famosa frase “esta carrera está mal medida”, suena cada domingo, cuando un corredor cruza la meta y ve que su reloj gps, no coincide con las marcas del circuito.

23/04/2016

Guía LAP © 2015 2011

Dizen2015