Uno de los aminoácidos más populares en el mundo del deporte es la glutamina. La razón principal es simple: este nutriente es consumido como suplemento por muchos atletas para aumentar las defensas cuando se está entrenando de forma muy intensa.

Numerosas investigaciones demostraron que ante situaciones de entrenamientos muy exigentes se produce una baja de la glutamina en sangre, especialmente luego de competencias o sesiones duras, que es cuando se producen más micro rupturas fibrilares, estrés, y daños musculares. Ante estos casos nuestras células inmunitarias tienen una gran necesidad de esta proteína, que es utilizada para reparar estos daños, a tal punto que algunas veces aun realizando una nutrición variada, balanceada y completa, nuestro organismo entra en déficit. En esos casos, muchos deportistas profesionales, quienes someten a sus cuerpos a un desgaste excepcional, optan por tomar suplementos que contengan glutamina con el fin de suministrar a las células una cantidad extra, y así evitar problemas como las infecciones en vías respiratorias.

En otras palabras, este aminoácido es utilizado por nuestro organismo para ayudar a eliminar las sustancias de desecho y dejar a nuestro cuerpo listo para el siguiente desafío, por lo que es fundamental para una optimización en atletas de fondo. Normalmente un runner consigue suficiente glutamina con una dieta equilibrada, ya que este nutriente está presente en alimentos como las carnes rojas, las almendras, los lácteos, el maní o cacahuates, la soja, el pavo y los frijoles alubias.

También hay que mencionar que hay estudios científicos realizados con deportistas suplementándose con glutamina extra que han arrojado resultados contradictorios, por lo que siempre es aconsejable consultar a un especialista antes de ingerir cualquier tipo de suplementos dietarios, aún los de venta libre.

 

Fuente: ESPNRUN