Entrena la propiocepción en casa

23/06/2019
imagen

¿Sabes qué es la propiocepción? Se trata del sentido que nos proporciona la capacidad de detectar el movimiento y la posición de las articulaciones.

En otras palabras, la información que recoge nuestro sistema propioceptivo mediante los sentidos nos permite realizar ajustes en el control y ejecución de los movimientos, evitando el riesgo de lesiones durante la actividad deportiva y ante mínimos gestos de la vida diaria, como por ejemplo pisar sobre terreno irregular, bajar escalones, dar una patada a un balón, lanzar un objeto. Por eso, desarrollarla es tan importante para los corredores, especialmente para los que practican el trail running.

La palabra propiocepción deriva de sus raíces “propio”, que significa de uno mismo y “cepción”, que significa consciencia. Es decir, la consciencia de lo propio, de la propia postura corporal con respecto al medio que nos rodea. Ocurre que a pesar de que no somos conscientes de ello, los componentes de nuestras articulaciones (músculos, tendones y ligamentos) junto con la visión y el equilibrio envían constantemente información al cerebro acerca de su posición con respecto a nuestro entorno, formando una imagen o patrón de la ubicación y estado de cada uno.

Esta información es la que le permite a nuestro cerebro fabricar las respuestas, dando como resultado la ejecución de o realización de movimientos precisos, algo que también cobra muchísima importancia a la hora de recuperarnos de lesiones como esguinces de tobillo o fracturas. ¿Por qué?, simple: cuando se sufre una lesión articular los receptores propioceptivos se atrofian, produciéndose un déficit en la información que recogen, de esta forma, se es más propenso a sufrir otra lesión pues afecta en la coordinación y control del movimiento, tanto en nuestra vida diaria como en la actividad deportiva. Por ello, es importante que tras una lesión realices ejercicios propioceptivos guiados por tu fisioterapeuta.

Una buena y sencilla forma de desarrollar esta habilidad en casa con el fin de prevenir lesiones es parándonos con un solo pie sobre una piedra, mucho mejor si tiene forma redondeada en una de sus caras. Sobre una superficie firme, es decir que no sea tierra húmeda o césped, colócate cerca de un apoyo como por ejemplo un árbol. Apoya la piedra sobre la cara redondeada y písala con uno de tus pies, dejando el otro en el aire y ayudándote a mantener el equilibrio con tus brazos extendidos hacia los costados, en forma de "T". Una vez que ya no puedas equilibrarte y toques el piso, cambia de pie. Repite al menos 5 veces con cada pierna. Con cada entrenamiento serás capaz de mantener más tiempo el equilibrio, lo que te dará a las claras del avance que estarás logrando.

Notas relacionadas

Entrenamiento
Entrena tus brazos con flexiones

Claves de un entrenamiento

14/03/2019
Tu cuerpo respira mientras entrenás

Una novedad para la mujer producida por Nike.

07/01/2016
Entrenamiento
Lograr buenos abdominales en 30 días desde casa

Se trata de un programa basado en la técnica conocida como "crossfit sit up" (abdominales de crossfit). Sólo para aquellos que ya estén entrenados.

20/10/2016
Entrenamiento
5 ejercicios sin gimnasio para adelgazar sin salir de casa

Una rutina de ejercicios simples que no requieren de aparatos y podemos a nuestra vida diaria, en la comodidad del hogar

27/02/2017
Consejo
Diez actividades para relajarte sin salir de casa

Luego de un intenso entrenamiento, las claves para lograr un hogar confortable está en los pequeños detalles. Un decálogo para poner en práctica y sentirte mejor.

14/03/2019
Nutrición y Salud
Prepara tu gel energético en casa, con semillas de chia

Una receta saludable y económica

18/10/2018

Guía LAP © 2015 2011

Dizen2015