#fitspo: la línea roja en el running

22/11/2015
imagen

Cristina Mitre es runner y periodista y dirige la edición española de Women´s Health. Lídera el primer movimiento social de 'running' femenino, Mujeres que Corren, con el que pretende promocionar el deporte entre las mujeres, al tiempo que recauda fondos para la investigación de la leucemia infantil.

En su segundo libro, 'Correr es vivir a tope de power' ofrece consejos y recomendaciones para convertir esta actividad en la base para una vida saludable y plena. En este extracto del libro explica por qué no debemos obsesionarnos con el deporte, pues hay un punto en que deja de ser algo sano para convertirse en una obsesión.

Fitspo (abreviatura de 'fitspiration' o 'fitness inspiration') es un 'hashtag' polémico. Con más de veinte millones de entradas (y en ascenso), nació al calor de las redes sociales con la vocación de fomentar los hábitos de vida saludables, a través de la ecuación mágica de dieta sana y ejercicio, y como réplica saludable a otro 'hashtag' #thinspo (en 2012 Instagram borró todas las entradas con ese 'hashtag' por hacerse, con él, apología de la anorexia), pronto, lo que comenzó como una campaña 2.0 por una vida más sana, se desvirtuó.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La controversia arrancó en 2012 cuandoMaria Kang, de treinta y tres años, aparecía en su página de Facebook luciendo 'six pack' y con sus tres retoños en una foto que llevaba la siguiente leyenda: '¿cuál es tu excusa?' La foto se hizo viral y la polémica estaba servida: parecía que como mujeres no solo teníamos que estar delgadas, además, debíamos estar súper en forma, con los abdomen bien definidos.

 

 

Aunque el fenómeno #fitspo es tan reciente que no hay investigación, David LaPorte, profesor de psicología de Indiana University of Pennsylvania, ha estudiado cómo las comunidades 'online' pueden desencadenar compartimientos patológicos y trastornos de la conducta alimentaria. Según sus investigaciones: 

El 84 por ciento de las mujeres reducen su ingesta calórica noventa minutos después de estar expuestas a este tipo e imágenes

 

Un estudio de la Universidad de Columbia, corrobora que solo hacen falta tres minutos para que, después de ver este tipo de imágenes, una mujer se sienta insatisfecha con su propio cuerpo. ('Predictors of Media Effects on Body Dissatisfaction in European American Women')

Martín Giacchetta dice  “Para estar en forma debes moverte y cuidar tu alimentación y no hace falta hacer ejercicios circenses, acrobáticos, ni nada de eso. Cristina, la autora del libro,  diceAmo el poder de las redes sociales, pero a veces noto que el usar fotos de algún tipo puede alejar a las personas del deporte ya que pueden frustrarse intentando imitar lo que es capaz de hacer otra persona”.

Tampoco sirve este pensamiento: “Claro... si tuviese todo ese tiempo y un entrenador personal como ella, seguro que yo también estaría así”. Pues no. Es poco probable que llegues a tener el cuerpo de Maria Kang, porque no tienes su genética y, además, seguro que no partís en igualdad de condiciones.

Cuando todavía estamos en el capítulo uno del manual de una 'fit girl' no podemos compararnos con quien ya va por el veinte, porque como decía Ortega y Gasset: “Yo soy yo y mis circunstancias”. La clave está en dejarse inspirar, en aprender del resto, pero siendo realistas: quizá, tú estés todavía empezando, pero recuerda que la recompensa está en el camino y en comprobar que eres capaz de hacer muchas más cosas de las que pensabas. De nuevo, ¡déjate sorprender! Al final, “correr siempre me ha parecido el deporte más gratificante, ¡siempre te devuelve lo que tú le das!”. Pero para comprobarlo hay que salir ahí afuera, y sudar.

No creo en el 'no pain no gain' (sin dolor, no hay ganancia), prefiero pensar que sin esfuerzo no hay recompensa, y que no hay que dejarse las pestañas (y mucho menos la salud) en el intento de estar en forma. 

No entrenes, corre

El doctor Carlos Mascías –médico, 'runner' y de esas personas que aman con pasión su profesión– me dice que el problema es que “muchos no corren, entrenan”. Y no le falta razón. En algún momento de esta aventura, es fácil perder el norte y despistarse. Así que para no terminar dando un volantazo, y en la cuneta, conviene de vez en cuando hacer el 'check list' de nuestras motivaciones y recordar por qué nos calzamos las zapatillas por primera vez. 

Soy realista: sé que nunca seré tan elástica como Kinoyoga (@kino-yoga en Instagram), ni tendré un 'six pack' como elFunkygine (@funkygine) y mucho menos me pareceré a las modelos de tapa de una revista. Y ¿qué? Esa no es mi meta. Si ver este tipo de imágenes te hace sufrir, en algún momento, desconecta y dale a 'unfollow'. De forma deliberada yo he optado por no seguir a quien hace del ejercicio una forma de castigo o para autocomplacerse sin aportar nada. 

Cuando metes la pata, te saltas un entrenamiento o comes mal: no sos mala persona. Eres humano. Bienvenido al club. Hay unos treinta millones de personas como nosotros. 

El libro se puede conseguir en http://www.planetadelibros.com/correr-es-vivir-a-tope-de-power-libro-199999.html

Fuente: El Confidencial

Notas relacionadas

Noticias
El cine y el running en Buenos Aires Running Festival

Toda la información para disfrutar de tu pasión en pantalla gigante.

20/10/2016
Nutrición y Salud
La depresión y el running

La depresión se puede definir como un desorden psiquiátrico que afecta al estado anímico de quien la sufre.

28/03/2016
Indumentaria
La revolucionaria zapatilla de running

Adidas Running renueva SolarDrive, la revolucionaria zapatilla de running

18/10/2019
Carreras
Carta de amor al running

Los amores te hacen sentir vivo, por eso estas líneas.

14/02/2020
Carreras
ÑANDU Y EL DIA INTERNACIONAL DEL RUNNING

Todos los detalles de esta prueba impresionante

04/05/2018
Consejo
La pérdida de las uñas en el running, ¡cuidado!

Las uñas de los pies se caen tras el traumatismo constante de la carrera, en ocasiones aparece el hematoma o se ponen amarillas, descartando que sean hongos, pero con la pérdida.

03/02/2020

Guía LAP © 2015 2011

Dizen2015