Trucos para cuando no tenes ganas de correr

24/02/2016
imagen

1. REPASA TUS MOTIVOS

Sentirte mejor, perder peso con salud, mantenerte en forma, superar un reto personal… o sencillamente, porque te gusta. Nada motiva tanto como tener claro por qué corres y comprobar cómo vas logrando tus objetivos, pero no pienses solo en los beneficios de correr a medio plazo. Dedica unos instantes de cada entrenamiento a recrearte en las sensaciones agradables que experimentas cuando entrenas: tu respiración, el paisaje, la sensación de energía, el ritmo, etc.

 

2. INTENTA QUE TU ENTRENAMIENTO RESULTE LO MÁS AGRADABLE POSIBLE.

Por muy claro que tengas por qué corres, de poco te va a servir si cada entrenamiento es “un calvario” para vos. Todo te resultará más ameno si podes entrenar en un entorno natural, a una hora con buena temperatura y a ser posible bien acompañada por un corredor o corredora con un nivel parecido al tuyo. A veces merece la pena desplazarse y quedar con los amigos, aunque pierdas algo de tiempo.

3. ESTABLECE UN COMPROMISO

Si ya has quedado con alguien, tenes que estar realmente desmotivado para anular el entrenamiento. Aunque el compromiso más importante es contigo misma: ponete días y horas de entrenamiento obligatorio, no lo dejes para “cuando puedas” o no podrás nunca. 

 

4. CAMBIA DE ENTRENAMIENTO

Por muy bien que te haya ido, ningún entrenamiento sirve para siempre. Si haces siempre lo mismo, terminarás por aburrirte y además no mejorarás. Debes variar conforme al momento de la temporada. Y a veces está bien descansar, dejar la carrera y dedicarte a otros deportes, para retomar el running con más ganas. Las corredoras somos reacios a esos cambios, pero te sorprenderán los resultados.

5. SÉ REALISTA

Si pretendes perder 10 kilos en un mes o clasificarte para el campeonato del Mundo… seguramente vas a sufrir una decepción. Y pocas cosas desmotivan más. Plantéate objetivos realistas, adaptados a tu nivel, y sigue un plan progresivo. Es mejor quedarte corta que entrenar demasiado o demasiado fuerte y encontrarte agotada… o peor, lesionarte. La capacidad de sufrimiento también se entrena. No te des un día una gran paliza porque mañana te costará encontrar las fuerzas para salir a correr.

Fuente: runners.es

Notas relacionadas

Consejo
¿Hoy no tenes ganas de entrenar? Pautas para cargarte de energía

Hay días en los que sin motivo , nos sentimos apáticos y sin ganas de entrenar. Es posible invertir la situación y recargarnos de vitalidad.

20/03/2017
Consejo
Por qué cuando salgo a correr me dan ganas de ir al baño

Es un clásico de los corredores y más previo a las carreras. A veces es inevitable y puede sorprender en cualquier momento

27/01/2020
Nutrición y Salud
¿A qué se deben las ganas de ir al baño cuando corro?

Los aficionados al running habrán experimentado alguna vez las consecuencias de la ‘diarrea del corredor\' o las ganas de ir al baño en plena carrera. Ampliamos

03/04/2019
Consejo
¿Cómo tenes que mover los brazos cuando corres?

Cuando pensamos en correr, nos centramos solo en aspectos relacionados con el tren inferior (piernas, zapatillas, posición del pie...). Sin embargo, el tren superior juega un papel de vital importancia en la práctica de la carrera.

24/09/2019
Entrevistas
“No esperes las ganas para hacer las cosas. Hacé las cosas y las ganas vienen después”

Cristian Gorbea cuenta su experiencia impresionante.

22/04/2018
Consejo
CUATRO TRUCOS PARA CORRER BAJO LA LLUVIA

Numerosos son los corredores que vigilan el cielo antes de validar la salida de una sesión de entrenamiento.¿Convivir con la lluvia? Claro que es posible…

24/12/2019

Guía LAP © 2015 2011

Dizen2015